El partido laborista del Reino Unido planea nacionalizar la red de BT para brindar Internet gratuito

 

En medio de la campaña, el Partido Laborista en el Reino Unido propuso nacionalizar la red de banda ancha de BT para proporcionar Internet gratis a todos los ingleses para 2030. La iniciativa radical, que sorprendió tanto a la compañía como a sus accionistas, revertiría 35 años de propiedad privada de BT.

 

La idea del partido es nacionalizar Openreach, el brazo de red de línea fija del mayor proveedor de banda ancha y telefonía móvil del país, así como partes de BT Technology, BT Enterprise y BT Consumer, para crear un servicio público de banda ancha.

 

Para llevar a cabo la propuesta, el Partido Laborista anunció que se pagaría elevando los impuestos a empresas tecnológicas como Google, Amazon y Facebook.

 

“Un gobierno laborista hará que la banda ancha sea gratuita para todos”, dijo el líder laborista Jeremy Corbyn en un discurso. “Esta es la infraestructura central para el siglo XXI. Creo que es demasiado importante dejarlo a las corporaciones”.

 

John McDonnel, del Partido Laborista, dijo que el despliegue comenzaría con las comunidades que tienen peor acceso a banda ancha, seguidas por las ciudades y los centros más pequeños, y luego por las áreas que actualmente están bien atendidas.

 

Según publicó Reuters, el anuncio hizo que las acciones de BT cayeran hasta un 3.7 por ciento, eliminando casi 500 millones de libras de su valor de mercado. Sin embargo, en principio las encuestas no dan ganadores al Partido Laborista en las próximas elecciones del 12 de diciembre.

 

Por su parte, el Partido Conservador, liderado por Boris Johnson, dijo que el plan de banda ancha era una fantasía que costaría a los contribuyentes decenas de miles de millones de libras. Además, Johnson prometió extender las conexiones de fibra óptica a todos los hogares para 2025.

 

BT fue privatizada por Margaret Thatcher en 1984. Actualmente, la red nacional de Openreach también es utilizada por los rivales de BT para proporcionar banda ancha a sus propios clientes. De acuerdo con el plan laborista, el Estado compensaría a los accionistas mediante la emisión de bonos del gobierno y garantizarían que los fondos de pensiones con inversiones en BT no se queden sin dinero.

 

El Presidente Ejecutivo de BT, Philip Jansen, dijo que el Partido Laborista había subestimado el precio de su compromiso. Pero agregó que estará feliz de trabajar con quien gane las elecciones para ayudar a construir un Reino Unido digital, aunque el proceso para implementar el plan no será “sencillo”.

 

Sostuvo que el impacto de cualquier cambio en los pensionistas, empleados, accionistas y los millones de inversionistas de BT a través de los planes de pensiones, debe pensarse detenidamente.

 

Con información de Digitalpolicylaw.com

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload