Protesta SUTNOTIMEX junto con feministas por maltrato laboral contra mujeres

 

 

Un grupo de despedidos de la agencia de Noticias del estado mexicano  (Notimex) acompañados de varias organizaciones sindicales realizaron un mitin en las puertas de ese medio para denunciar el despido de 160 personas, la violencia que ejerce su directora San Juana Martínez Montemayor  principalmente hacia las mujeres y el hostigamiento que viven en el centro de trabajo (no deben reunirse a dialogar más de tres personas). Mencionaron el caso de Diana Pérez, quien tiene ocho meses de embarazo y fue sacada de la agencia sin el pago de su indemnización correspondiente.

 

Los asistentes relataron que  ya no permiten el ingreso de los niños y Diana tenía que dejar a sus dos de sus hijos encargados en el puesto de periódicos  que está a un costado del  centro de trabajo (Baja California 200).Al acto  asistieron también otros extrabajadores como Jorge García quien laboró 10 años en la mesa de negocios y Alina Archundia. Expusieron que muchos de lo que han aceptado la liquidación están recibiendo el 60 por ciento de lo que les corresponde por ley.

 

Del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana se presentaron dos compañeros  Erika Estrada quien manifestó su solidaridad y denunció que  además del despido injustificado  viven actos de discriminación y hostigamiento. Indicó que SanJuana Martínez como mujer, debía predicar con el ejemplo y no ejercer esa brutal discriminación contra quienes intentan organizarse.  Fernando Martel  también telefonista empezó a realizar una colecta en apoyo a los afectados.

 

Judith Calderón Gómez exsecretaria general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Jornada (Sitrajor) expuso que la lucha de esa organización  inició en 2017 cuando la empresa dejó de pagar el Contrato Colectivo de Trabajo, suprimió todas las prestaciones como seguro de vida, aguinaldo, ayuda para lentes, para renta y vacaciones entre otras.  Relató que desde el momento que los trabajadores se opusieron al recorte de ingresos e  hicieron  una huelga, iniciaron los despidos injustificados. “Pero les tenemos una buena noticia, después de dos años, en noviembre la empresa ofreció la reinstalación de nueve compañeros de 17 que  exigimos  su reinstalación y cuya defensa está en manos del asesor Manuel Fuentes”   Manifestó su apoyo a quienes están en lucha y exigió su reincorporación a su puesto de trabajo.

 

Jazmín del Sindicato de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM) externó su apoyo a los sindicalizados a nombre de los dirigentes de esa agrupación. Acudió también  Rogaciano Méndez, secretario general del Sindicato de Redactores de la Prensa.

 

Verónica Torres quien fue corrida de esa agencia denunció  que la directora contrato seguridad privada y que dentro de la agencia hay policías armados, manifestó el apoyo a sus compañeros que “están sufriendo la peor parte, están hostigados, padecen acoso laboral y no pueden pedir permisos o vacaciones afectando su vida familiar”  Dijo que viven actos prepotentes montados por Sanjuana Martínez y piden se detenga la violencia de género, “somos mujeres trabajadoras, madres de familia y periodistas, debemos estar en paz y tranquilidad”.

 

    Entre las pancartas un niño exigió “Justicia laboral”, mientras los inconformes  colocaron en la puerta de cristal cartulinas que decían: “Si hay austeridad ¿porque San Juana sigue contratando a sus amigos?”  y una manta con la leyenda “SR. Presidente, San Juana le miente. Traiciona su confianza.  ¡Alto al terrorismo laboral y al abuso del poder!”.

 

El corresponsal de Venezuela Rodolfo Rivera quien está despedido y enfermo pidió la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

 

Rodolfo Rivera quien laboró durante 28 años para esa agencia y fue despedido sin indemnización a pesar de que padece párkinson, envió una carta para AMLO a través del Coordinador general de Comunicación Social, Jesús Ramírez Cuevas en donde pide su intervención, señala que no puede acudir a los tribunales para enfrentar un juicio de años porque “mi expectativa de vida es muy breve por la enfermedad que padezco. Mi capacidad locomotriz y cognitiva también tiene plazo perentorio. Pronto, en cuestión de uno o dos años, estaré incapacitado para todo. Un amigo común me recomendó escribirle. Yo no lo puedo hacer, pero este mensaje se lo estoy dictando a mi esposa”

Y agrega “desde que me dejaron de pagar en Notimex, en enero pasado, no he podido siquiera comprar los medicamentos que tengo prescritos para mi enfermedad; mi alimentación y la de mi esposa es deficiente, no sólo por la estrechez económica, sino por los problemas de desabasto y carestía en Venezuela, donde la canasta básica familiar está virtualmente indexada al dólar”, detalla que la pensión de su esposa es de cinco dólares mensuales.

 

STRMnoticias - Judith Calderón

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload