Telecom y petróleo en Argentina, los asuntos a tratar entre Carlos Slim y Alberto Fernández

 

Una comida en la Ciudad de México es el escenario del reencuentro entre el empresario Carlos Slim y el próximo presidente de Argentina, Alberto Fernández, pues no es la primera vez que ‘se ven las caras’.

 

El magnate mexicano aterrizó en Argentina en 2003 al adquirir una empresa de telecomunicaciones denominada Compañía de Teléfonos del Interior (CTI), un país entonces gobernado por el fallecido expresidente Néstor Kirchner.

 

Durante ese gobierno, Fernández fungía como jefe de Gabinete de Ministros de Argentina, una época en la que, de acuerdo con fuentes del sector de telecomunicaciones en aquel país, pudo darse el primer encuentro entre ambos.

El diario argentino Clarín reveló la semana pasada la visita de Fernández a México, quien además aseguró que fue el propio próximo presidente quien buscó el encuentro con Slim Helú.

 

Esto, según analistas, tendría como finalidad ‘amarrar’ las inversiones de uno de los empresarios más ricos del mundo, aunque todavía no es clara cuál será la política de Fernández.

 

Sin embargo, dado el estatus macroeconómico y las finanzas de Argentina, un foco de interés podría estar en las decisiones que signifiquen un ingreso para el país, dijo a EL CEO Enrique Carrier, analista del mercado de telecomunicaciones.

 

Claro es una empresa importante en Argentina, así que bajo ese nivel de empresa es importante tener contacto con el poder político.

 

El analista considera que es posible que ello implique licitaciones de espectro y negociaciones de este tipo, aunque no descarta que también aborden aspectos de competencia en el sector de telecomunicaciones.

 

Por su parte, Gustavo Fontanals, investigador en políticas de las telecomunicaciones de la Universidad de Buenos Aires, dijo que el objetivo de Fernández es que Slim le muestre su capacidad de inversión.

 

Quizá el empresario pida una mayor competencia en un mercado en el que otra empresa rival tiene una posición más consolidada.

 

Además, otro asunto clave es la participación que Slim tiene en YPF y el futuro que depara a Vaca Muerta, una zona petrolera de mucho potencial en Argentina.

 

El tango de las telecom


En poco más de tres lustros de presencia de América Móvil en Argentina, a través de marca Claro, la compañía se ha posicionado como una de las principales oferentes en telefonía móvil.

 

Sin embargo, en la oferta de Claro en internet fijo y TV de paga todavía hay una brecha, pues sus competidores son los que tienen ventaja, además de que está empezando desde cero el despliegue de su red de fibra.


La fusión entre Telecom y Cablevisión marcó un antes y un después en la historia de las telecomunicaciones en Argentina, que se concretó apenas a finales de junio de 2018.

 

Entonces, el gobierno liderado por Mauricio Macri aprobó la fusión que en su momento inconformó tanto a Claro como Telefónica, y que además tiene detrás a otro empresario mexicano: David Martínez.

 

Durante la mayor parte de los años que lleva dentro del mercado argentino, Claro se ha enfocado en el negocio de telefonía móvil, aunque desde hace un par de años está buscando llegar a los hogares.

 

Esto implica un despliegue de fibra óptica propio por parte de Claro que va lento, pues se desarrolla con los recursos de la operación en Argentina para ofrecer banda ancha fija y TV bajo esa infraestructura, aunque aún es muy incipiente, reconoció Carrier.

 

YPF y Vaca Muerta


En 2012, el empresario mexicano de origen libanés adquirió una participación de 8.2% de la petrolera argentina YPF al ver un potencial de crecimiento en una de las mayores reservas de crudo y gas natural a nivel global.

 

Sin embargo, dos años después Slim redujo su participación a 5.6%, y aunque su participación es mínima, en opinión de Fontanals, sigue siendo muy valiosa, por lo que el encuentro del magnate con Fernández podría fortalecer su presencia en ese negocio.

 

De acuerdo con YPF, Vaca Muerta es la principal formación de shale en Argentina, potencial que se debe a sus características geológicas y su ubicación geográfica.

 

La formación Vaca Muerta tiene una superficie de 30 mil kilómetros cuadrados, de los cuales YPF posee la concesión de más de 12.000 km2, sobre los que ha realizado estudios para evaluar con más precisión el potencial de los recursos.

 

Lo que se necesita para desarrollar esa zona, que tiene comprobadas muchas reservas pero a través de ‘fracking’, es inversión dijo Fontanals. 

 

En opinión del analista, uno de los temas que pondrían sobre la mesa es la posible inversión de Slim en área petrolera.

 

Para el analista, hay una especie de ‘doble juego’ donde a Fernández le sirve tener una reunión y mostrar que tiene buenos contactos con un empresario tan relevante a nivel mundial.

 

Pero no es el único, pues para Slim también resulta positivo tener una relación cercana con quien será el presidente de Argentina en diciembre próximo.

 

Con información de El CEO

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload