El Padre Alejandro Solalinde alerta de riesgos en futuros operativos en frontera sur de México

 


Ciudad de México, 10 jun (Sputnik).- Existen riesgos en el próximo despliegue de 6.000 agentes de la Guardia Nacional en la frontera sur de México y el canciller Marcelo Ebrard pudo evitar ese compromiso con EEUU, incluido en el acuerdo migratorio bilateral alcanzado el viernes, dijo este lunes en entrevista con Sputnik el sacerdote Alejandro Solalide, defensor de indocumentados.

"Comparto la preocupación de mis compañeros defensores de derechos humanos sobre los riesgos de lo que pueda hacer la Guardia Nacional, con todo respeto, Marelo Ebrad lo pudo haber evitado, no sabemos qué desempeño vayan a tener (los guardias) en este asunto tan delicado que son los migrantes", dijo el fundador del Albergue Hermanos en el Camino.

"El punto negativo del acuerdo es la inclusión del despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur (que comienza oficialmente a operar el 30 de junio próximo), pero está garantizado por la la palabra del presidente (López Obrador), de no usar jamás la fuerzas armadas ni las corporaciones policíacas en contra de la ciudadanía", consideró el experto, que ha colaborado en el diseño de políticas migratorias gubernamentales.

Al mismo tiempo, celebró que México no haya firmado el compromiso que exigía la Casa Blanca de ser una especie de "tercer país seguro", otorgando refugio a personas que tienen en riesgo sus vidas por a violencia en Centroamérica.

"La intención de EEUU era obligar a los migrantes a quemar su único cartucho que tienen para solicitar asilo en ese país, solicitando refugio en México, porque si un país se los otorga, ya no pueden solicitarlo en otro país", explicó el sacerdote, que fue galardonado con el Premio Nacional de Derechos Humanos en 2012.

La delegación encabezada por Ebrard "se negó a aceptar eso, pero la repuesta dela petición de asilo no la esperar en territorio estadounidense, sino en territorio mexicano", explicó.

En los cinco primeros meses del año, autoridades estadounidenses "retornaron" a México unas 10.000 personas, para esperar la resolución de tribunales migratorios, dijo Ebrard este lunes, y otros 20.000 indocumentados esperan cruzar en algún punto de la frontera norte mexicana a solicitar asilo.

"Esto obliga al Estado mexicano a dar atención a esas personas que esperan respuesta, pero no es ninguna novedad, porque el artículo primero de la Constitución lo dice", además de que esa garantía está en la Ley de Migración de 2011, considera el líder católico.

CONTRA AUTORIDADES MIGRATORIAS Y CARAVANAS

El líder ciudadano planteó severas críticas a las autoridades migratorias y a dirigentes centroamericanos, señalados por organizar caravanas y presuntos actos de corrupción.

A pesar de la voluntad anticorrupción del presidente mexicano, Solalinde considera que el Instituto Nacional de Migración (INM), se convirtió "en un monstruo de corrupción desde hace muchos años" que debe ser abolido y reemplazado por una nueva cartera federal.

Entre los agentes migratorios mexicanos, "están las mañas de las estructuras del crimen, para explotar a los migrantes, a pesar de la voluntad del presidente, va a tardar mucho tiempo limpiarlo", anticipó.

También expresó que coincide con el discurso del presidente del Congreso, Porfirio Muñoz, en el reciente acto presidencial de Tijuana, donde el legislador calificó de "inmoral el doble rasero de pedir en la frontera norte que nos abran la puerta, y cerrarla en la frontera sur, para hacerle un oscuro favor a los EEUU".

El sacerdote dijo que "Porfirio es congruente, no se pude ser farol de la calle y oscuridad de la casa".

Lamentó además las supuestas acusaciones contra dos líderes hondureños del movimiento Pueblos Sin Fronteras, Irineo Mujica y Cristóbal Sánchez, detenidos el 5 de junio pasado, acusados de recibir pagos de migrantes, por llevarlos en caravanas a la frontera norte.

"Me ha dolido mucho lo de Irineo, mi compañero, que tiene su lugar en la historia de la defensa de migrantes, gracias a él pudimos denunciar en 2008 que los militares maltrataban a los más pobres de los migrantes" dijo el líder humanitario.

Los dos dirigentes fueron arrestados el mismo día que irrumpió por la frontera sur una nueva caravana de 500 personas, que fue contenida mientras comenzaban las negociaciones migratorias en Washington.

"Desgraciadamente, migrantes hondureños están señalándolos de haber recibido dinero para que llevar personas al norte, y no los llevaron, es lo que dice la fiscalía y mañana (11 de junio) va a quedar de manifiesto", reveló.

Finalmente, dijo que a partir del acuerdo ya no van a ser necesarias la caravanas.

"Ya no se va a poder 'caravanizar' el flujo migratorio, ahora se tramitarán individualmente los papeles, para poder irse en avión o en autobús (al norte), no va haber necesidad de caravanas", anticipó.

Los guardias nacionales van a combatir a los traficantes de personas llamados "coyotes", y "los migrantes van a recibir trato digno y atención social", pronosticó.

"Por primera vez las personas van a tener que quedarse en México el tiempo que nos permita a quienes trabajamos con ellas, darles una atención diferente", celebró.

Con esa atención, se podrá "formar la conciencia de líderes centroamericanos, para que regresen a sus países y hagan un cambio a favor de los más pobres", puntualizó.

En 45 días comenzará la evaluación de los acuerdo y López Obrador propuso a su homólogo Donald Trump tomar nuevas medidas eventuales en 90 días. (Sputnik)

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload