México, quinto en pérdidas económicas por ciberataques

 

Ocho de cada 10 empresas en México son víctimas de algún delito, y por primera vez el robo de información es el fraude número uno, revela el Reporte Global de Fraude y Riesgo 2017-2018, emitido por la asociación internacional Kroll.

 

Además, más de 90 por ciento de las compañías considera que este año la corrupción puede aumentar y afectar sus operaciones, y 64.6 por ciento señala que los actos de corrupción se producen para agilizar trámites.

 

El informe también indica que seis de cada 10 empresas mexicanas han sido afectadas por la inseguridad, pues en 2017 aumentó 60 por ciento.

 

Por otro lado, la firma de ciberseguridad CD Networks indicó que en 2017 México se colocó como el quinto país mundial en pérdidas económicas por ataques cibernéticos, de los cuales 20 por ciento corresponde a la banca.

 

Por su parte, GNP destacó que en los últimos años los delitos informáticos se han manifestado con mayor frecuencia y han involucrado a grandes empresas en todo el mundo; ejemplo de ello fue lo ocurrido en 2017 con el ransomware WannaCry, que afectó a más de 150 países, incluido México.

 

Dicho ataque causó serias afectaciones a las organizaciones, pérdidas económicas y la exposición de la información de los usuarios. Otro claro ejemplo es el reciente hackeo al sistema de pagos electrónicos interbancarios (SPEI), que provocó pérdidas por 300 millones de pesos.

 

Para la empresa aseguradora, las pérdidas financieras por delitos cibernéticosascienden a 110 mil millones de dólares; en el caso de México los daños no son menores, pues el costo de afectación por este tipo de delitos asciende a 2 mil millones de dólares.

 

Respecto al hackeo al SPEI, Pavel Orozco, director de ventas de ingeniería en Forcepoint, comentó que el ataque fue grave si se considera la cantidad de dinero involucrado, pues además se vulneró la credibilidad de la banca mexicana.

 

“Sin embargo, el incidente tiene un lado positivo, al propiciar la mejoría en muchos procesos, como el refuerzo en la seguridad del SPEI y la implementación de medidas regulatorias que permitan desplegar elementos adicionales de tecnología, seguridad y procesos en esa plataforma”, comentó Orozco.

 

Otro elemento de seguridad que se ha reforzado tras el ataque lo dio a conocer el Banco de México, al anunciar reformas a su reglamento interior, al que se le incluyeron modificaciones al organigrama de la institución.

 

Además de fortalecer la seguridad de la información que gestiona el instituto central, también se elaborarán las disposiciones que se aplicarán en esta materia a los intermediarios financieros.

 

Con información de Mediatelecom

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload