Se engañó al pueblo de México con la reforma energética, acusan petroleros

 

 

En un mitin que realizó frente a la Torre de Pemex, la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros hizo un recuento de los saldos negativos que ha dejado a México hasta el momento la reforma energética, para luego exigir a la empresa la firma de un contrato colectivo de trabajo con este gremio.

 

En el mitin la organización planteó que dicha reforma solo ha generado en el país: pérdida de la soberanía y de la industria nacional petrolera; avasallamiento de las trasnacionales sobre las reservas del crudo y la infraestructura del sector, construida por los mexicanos durante décadas; liberación de los precios de la gasolina y despido de miles de petroleros.

 

Se engañó al pueblo de México diciendo que la reforma iba a permitir mejores precios de los hidrocarburos, y ahora se anuncia la liberación total de los precios de las gasolinas, lo que será un trancazo económico para los bolsillos de los mexicanos, señaló.

 

Al tomar la palabra en esta movilización, el secretario general del gremio, Pablo López Figueroa, expuso que además de la defensa de Pemex y de la soberanía energética, esta organización tiene como plan de lucha el obtener su propio contrato colectivo de trabajo para este gremio, ya que de esta forma se detendrá la violación permanente a los derechos humanos y laborales de los técnicos y profesionistas de la industria petrolera mexicana.

 

La unión tiene su registro propio, no compite con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y no es su disidencia, sino que es un organismo independiente cuyos integrantes no tienen contrato colectivo, por lo que su situación laboral se maneja de manera discrecional, según explicó.

 

Esta organización, dijo, tiene sus propios estatutos y su declaración de principios y al demandar su propio contrato busca acabar con la incertidumbre laboral de estos profesionistas.

 

Mientras transcurría el mitin, integrantes del comité ejecutivo nacional, como su presidente, Pablo López Figueroa; el secretario de organización, Moisés Flores Salmerón; de trabajo, Didier Marquina, y de estudios petroleros, Silvia Ramos, fueron recibidos por autoridades de Pemex, como se acordó el pasado 7 de noviembre, sin embargo, no hubo ningún avance a su planteamiento de la firma de un contrato colectivo.

 

Incluso no estuvo en la mesa el director corporativo de administración de Pemex, sino que fueron atendidos por funcionarios de relaciones laborales y del jurídico, por lo que exigieron la reprogramación de esta negociación y anunciaron que incrementarán sus acciones de protesta y movilizaciones.

 

Con información de La Jornada

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload