Peña Nieto anuncia el mayor hallazgo petrolero terrestre de México en 15 años

Ciudad de México, 4 nov (Sputnik).- La estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) logró el mayor hallazgo de un yacimiento petrolero terrestre en los últimos 15 años, con un volumen de 350 millones de reservas probadas, probables y posibles, informó el viernes el presidente Enrique Peña Nieto.

"Este es el hallazgo de Pemex más importante en campos terrestres que haya realizado esta empresa en los últimos 15 años", informó el mandatario en un discurso en el complejo refinar de Tula Hidalgo, en el centro del país, acompañado del titular de Pemex y de varios secretarios de Estado.

Peña Nieto precisó que el descubrimiento del nuevo campo petrolero se localiza cerca del municipio Cosamaloapan, Veracruz, "con un volumen de petróleo original en sitio más de 1.500 millones de barriles de crudo, y 350 millones de barriles de reservas, probadas, probables y posibles", llamadas 3P en la jerga petrolera.

En los mercados energéticos, las reservas petroleras "probadas" tiene más de 80 por ciento de factibilidad tecnológica y comercial, las reservas "probables" 50 por ciento, las "posibles" 20 por ciento, y el resto de los volúmenes de petróleo original en sitio se consideran estudios prospectivos de hidrocarburos, que requieren nuevos pozos de exploración, estudios geológicos y sísmicos en tres dimensiones.

La perforación del llamado Pozo Ixachi-1, localizado a unos 70 kilómetros al sur del puerto industrial de Veracruz, en las costas del Golfo de México, permitió a Pemex el hallazgo de un "volumen similar a los descubrimientos reportados hace un par de meses por empresas privadas con el pozo Zama-1", en aguas someras del Golfo de México, explicó por su parte la petrolera.

Ese yacimiento de hidrocarburos fósiles pueden entrar en producción muy rápidamente por lo cual "posee un gran valor económico, ya que es un campo terrestre que tiene la ventaja estratégica de encontrarse cerca de infraestructura existente tanto en pozos en producción como en el sistema de ductos nacional", dijo Pemex en un comunicado tras el anuncio del presidente.

Con base en los trabajos de exploración realizados, la petrolera estatal considera que "este descubrimiento se puede extender aún más, e inclusive duplicar su tamaño", y a corto y mediano plazo "apoyará a satisfacer la demanda de gas húmedo y aceite ligero del país".

La petrolera es la "octava productora en el mundo", dijo el gobierno de México, país que ocupa el décimo lugar entre los mayores productores mundiales de crudo.

UN ALIVIO ANTE EL DECLIVE DE LA PRODUCCIÓN

Si los 350 millones de barriles de ese yacimiento logran ser extraídos y comercializados, equivaldrían casi a 50 por ciento de toda la producción anual de Pemex, que extrae casi 700 millones de barriles de crudo al año.

Los niveles de producción petrolera de México han descendido a la mitad desde su pico logrado en 2004, hasta caer en septiembre pasado al peor nivel en tres décadas: 1,73 millones de barriles diarios, el peor balance mensual desde los años 80 y la mitad de su récord histórico.

En la gira por Tula, uno de los seis complejos procesadores de crudo del país, el mandatario fue acompañado por el titular de Pemex, José Antonio González, y cuatro secretarios de Estado.

La presidencia emitió un balance de los avances del "Proyecto de Reconfiguración de la Refinería de Tula", con una inversión total de 2.600 millones de dólares.

"Pemex es la octava productora en el mundo, que tiene asignado en sus reservas 22.000 millones de barriles", dijo la Presidencia, suficientes para tres décadas de suministros al ritmo de producción actual.

El informe añade que Pemex está saliendo de una crisis financiera, y que "por primera vez en 10 años, presenta resultados positivos en los últimos tres trimestres".

La Refinería de Tula puede procesar 220.000 barriles por día y abastece a la zona central del país, casi 40 por ciento de la producción nacional de gasolinas, que se complementan con más de 50 por ciento del consumo interno con importaciones desde EEUU.

En dos años de licitaciones petroleras, el Estado mexicano firmó contratos para "una inversión estimada por 60.807 millones de dólares", dijo la oficina del mandatario.

El despacho de Energía eleva ese monto a 80.000 millones de dólares, al incluir las inversiones en el sector eléctrico.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos autorizó decenas de proyectos para la exploración de yacimientos por 2.000 millones de dólares.

Tras la apertura a inversiones extranjeras, compañías privadas reportaron los dos primeros descubrimientos petroleros en las aguas someras del Golfo de México por 1.000 y 2.000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, dijo la oficina del presidente.

El anuncio del mandatario fue hecho un día después de que la Auditoría Superior de la Federación comprobó que Pemex "realizó pagos en exceso" por 41 millones de dólares para reconfigurar la Refinería de Tula a la constructora brasileña Odebrecht, lo que supone más de 60 por ciento del proyecto original.

Pemex se comprometió a atender "dentro del plazo concedido" las observaciones.

Las irregularidades en dos contratos en Tula, fueron confirmadas en el marco del escándalo de sobornos pagado por la compañía a cambio de contratos, que llega hasta el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien niega los cargos. (Sputnik)

 

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload