Siete sectores reportaron pérdidas en su ingreso salarial

 

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) reportó al Consejo de Representantes (integrado por patrones, obreros y gobierno) que los trabajadores formales de siete sectores de la economía experimentaron perdidas en su ingreso salarial.

 

En el reporte que abarca el periodo julio 2016-julio 2017 y que fue entregado el pasado miércoles, se detalla que de los siete sectores que reportaron descensos en el salario real de los trabajadores asegurados sobresalen con las caídas más pronunciadas: las industrias extractivas (4%), y la industria eléctrica y suministro de agua potable (3.4 por ciento).

 

En el caso de los trabajadores que se encuentran en sectores como comercio, la caída fue de 1.4%, servicios para empresas y personas, 1.6%; servicios sociales, 2.5%; en el caso de la construcción, la caída que reportó la Conasami fue de 2.6% y en transportes y comunicaciones, 2.8 por ciento.

 

De acuerdo con María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, a pesar de que se ha generado empleo, y “tenemos una tasa de desocupación muy baja, los empleos que se generan no aportan valor agregado suficiente para dotar mayor impulso a la economía nacional y lograr mejores ingresos”.

 

Explicó que las actividades terciarias son las que concentran la mayor cantidad de trabajadores. De acuerdo con los datos del IMSS, de los casi 19 millones y medio de trabajadores asegurados, prácticamente 60% se desempeña dentro del sector terciario. “No obstante, a pesar de encontrarse empleado en las actividades que han impulsado el crecimiento económico del país, esto no ha sido factor para que los trabajadores gocen de una mejor calidad de vida”.

 

De los sectores que reportaron un comportamiento favorable, de acuerdo con la Conasami, los que experimentaron los crecimientos más relevantes fueron la agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca (0.3%) y las industrias de  la transformación (0.3 por ciento).

 

La misma Comisión de Salarios, expuso que el reporte de julio de 2016 a julio del 2017, el salario promedio de los trabajadores asegurados mostró crecimientos sólo en siete de las 32 entidades federativas del país. Los incrementos salariales más altos se registraron en los estados: Aguascalientes, 1.7%; Guanajuato, 1.3%; Baja California, 0.9%; Chihuahua, 0.5%; San Luis Potosí, 0.4%; Coahuila de Zaragoza y Tamaulipas, 0.3% cada uno. En conjunto, estos estados concentraron 24.7% del total de trabajadores asegurados.

 

De las 25 entidades federativas que tuvieron pérdidas en el poder adquisitivo del salario promedio de los trabajadores asegurados, las disminuciones más pronunciadas se presentaron en Campeche (4.9%), Chiapas (4.7%), Guerrero (3.5%), Tabasco y Ciudad de México (2.9%, cada una), Quintana Roo y Yucatán (2.7%, en cada caso), entidades que agruparon 24.9% de la población asalariada.

 

 

Con información de El Economista

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload