El Banco de México advierte de los riesgos de la negociación del TLCAN

Ciudad de México, 25 ago (Sputnik).- La negociación para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) puede traer riesgos para la economía mexicana, advirtió la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico, central) en la minuta de análisis de política monetaria trimestral publicada el jueves.

"Entre los riesgos de naturaleza externa, la mayoría de los miembros destacó la incertidumbre que existe en torno a la futura relación económica entre México y Estados Unidos y las negociaciones del TLCAN", indica el documento de 21 páginas.

En la discusión entre los siete miembros del organismo, que encabeza el gobernador de Banxico, Agustín Carstens, un integrante del órgano monetario advirtió de "posibles eventos extremos" que, de materializarse, pudieran afectar severamente la economía nacional.

Entre estos eventos incluyó "una negociación no exitosa del TLCAN, un deterioro de las finanzas públicas asociado a vulnerabilidades estructurales, episodios de volatilidad en el proceso electoral de México del próximo año, eventos de naturaleza geopolítica a nivel internacional y un proceso no ordenado en la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de EEUU" (Fed).

El texto completo corresponde a la reunión de órgano de gobierno bancario sobre la decisión de política monetaria del 10 de agosto de este año, fecha en que el Banxico decidió mantener sin cambios la tasa de interés en siete por ciento.

La mayoría de la Junta de Gobierno estimó que el balance de riesgos para el crecimiento de México ha mejorado, volviéndose neutral, debido a que "ha disminuido la probabilidad de que se materialicen los riesgos más extremos, como por ejemplo un severo deterioro en la relación bilateral entre México y EEUU".

Sin embargo, un miembro argumentó que "ha disminuido el entusiasmo que causó el inicio de la administración del presidente Donald Trump (en EEUU) debido a la falta de resultados en sus diferentes objetivos de política en lo que va de su mandato", indica el texto oficial que no identifica por sus nombres a los miembros de la junta.

LA MIRA EN EEUU

Debido a las dificultades de naturaleza política en EEUU, Banxico incluso estima posible que se vea afectada la continuidad operativa del Gobierno estadounidense "en caso de no lograrse los acuerdos necesarios para incrementar a más tardar en octubre próximo el límite de su endeudamiento".

Uno de los miembros destacó que "aunque el inicio de las negociaciones del TLCAN ha sido mejor a lo anticipado, todavía es una etapa temprana del proceso".

Entre los riesgos internos, algunos indicaron la incertidumbre derivada del proceso electoral del próximo año en México.

Por su parte, otro miembro señaló "los riesgos que siguen presentes para la inflación, ante la imposibilidad de prever el impacto sobre ésta de algunos eventos de gran trascendencia para la economía mexicana".

Particularmente, mencionó la normalización de la política monetaria en EEUU, la renegociación del TLCAN y el periodo electoral de 2018 (legislativas estadunidenses, nuevo Congreso y presidente en México), "que pudieran afectarla de manera simultánea;+ la respuesta de política monetaria hacia adelante es incierta".

En este sentido, "la mayoría reconoció la significativa apreciación de la moneda nacional (el peso mexicano) frente al dólar, siendo este uno de los canales más importantes de transmisión de la política monetaria".

Sobre la apreciación del peso destacaron "la posición monetaria relativa de México frente a otros países, un ambiente externo que favoreció la búsqueda por rendimiento y el compromiso de las autoridades mexicanas en materia fiscal".

A este respecto, la Junta de Gobierno destacó que durante el trimestre analizado las calificadoras Standard and Poor"s y Fitch Ratings "modificaron de negativa a estable la perspectiva de la calificación crediticia de la deuda soberana del país".

La mayoría del organismo resaltó que este escenario sigue enfrentando riesgos a la baja,

Por ejemplo, "una elevada incertidumbre sobre el rumbo de la política económica en EEUU y el agudizamiento de tensiones geopolíticas en diversas regiones, así como el posible tránsito hacia un ambiente más proteccionista en el comercio internacional", como el que estimulan Trump y su equipo.

La mayoría de la junta indicó que en los próximos meses la inflación general anual siga ubicándose por encima de seis por ciento (en la primera quincena de agosto fue de 6,59 por ciento anual), que "parece estarse acercando a su techo".

De esta forma, los directores del banco central prevén que en los últimos meses de 2017 la inflación general "retome una tendencia a la baja y que esta se acentúe durante el año siguiente, conduciendo a la convergencia al objetivo de tres por ciento hacia el segundo semestre de 2018". (Sputnik)
 

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload