¿Funcionará la separación de Telmex?

 

El miércoles pasado, el CEO de América Móvil, Daniel Hajj, sorprendió al revelar que ya presentaron al regulador mexicano, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), su plan para separar legalmente a Telmex, la empresa que dirige  Héctor Slim Seade.

 

“Estamos en pláticas con el IFT. Ya les presentamos nuestra propuesta y la están revisando”, le dijo Hajj a los analistas durante su llamada de conferencia.

 

Llama la atención porque a partir de que el IFT notificó a América Móvil las nuevas regulaciones, entre ellas la “separación funcional” de Telmex, el 8 de marzo, la empresa de Carlos Slim contaba con 65 días hábiles para presentar su plan. Y tardó sólo 22 días, lo cual hace suponer que ya esperaban un medida así y tenían lista la propuesta, así como el recurso legal que también interpusieron en contra de la regulación y que, al parecer, ya fue desechado por un tribunal especializado.

 

En la conferencia con analistas, Hajj también dijo desconocer el impacto que tendrá Telmex y América Móvil por esta escisión.

 

No obstante, en su informe anual de 2016, publicado el pasado 24 de abril, la empresa reconoció que de no prosperar las acciones legales emprendidas en contra de la medida, sí podría impactar en los ingresos y resultados futuros de la compañía.

 

Además de la separación funcional de Telmex, que consiste en crear una nueva empresa que administre la actual infraestructura de la telefónica para ofrecer servicios mayoristas, se establecieron plazos para que la información de la infraestructura y de los servicios mayoristas que requieren los competidores se encuentren disponibles en el Sistema Electrónico de Gestión, algo que estaba previsto en las regulaciones originales aplicadas a América Móvil hace dos años, pero que nunca pudo implementarse.

 

Si la separación funcional de Telmex/Telnor prospera, como es lo más probable, la gran pregunta es si ahora sí va a dar resultados o va a fallar como las medidas asimétricas que le impuso el IFT en marzo del 2014, las cuales no han tenido mayor efecto en el mercado: América Móvil sigue siendo preponderante en telecomunicaciones con más de 66% de los usuarios móviles y 75% de los servicios fijos.

 

Si nos basamos en la experiencia internacional, la “separación funcional” de Telmex podría ser insuficiente para lograr reducir su poder sustancial de mercado, toda vez que en el Reino Unido ya se hizo algo similar con British Telecom y su división Openreach, que surgió de la llamada separación legal y que a la vuelta de 11 años probó no haber servido para disminuir la influencia de BT en el negocio de telecomunicaciones, por lo que se le volvieron a imponer nuevas medidas.

 

Por otro lado, la separación funcional de Telmex tardará al menos tres años es concretarse. De acuerdo con los tiempos del IFT, a partir de que América Móvil presentó su propuesta (el 7 de abril), el IFT debe realizar el análisis correspondiente en un plazo de otros 65 días hábiles (es decir, hasta julio), mismo que puede ampliarse por otros 60 días hábiles si el regular solicita modificaciones al plan presentado por el preponderante.

 

Una vez aprobado el plan de implementación, América Móvil tendrá dos años para conformar la nueva persona moral y empezar a prestar servicios mayoristas a través de ella. Incluso, ese plazo aún puede ser prorrogado un año más, a petición de América Móvil, por causas que se consideren debidamente justificadas.

 

Así que se ve cuesta arriba que la “separación funcional” de Telmex sí funcione. El problema es que cuando se den cuenta, podrían haber pasado muchos años.

 

Posdata 1. Y a propósito de América Móvil, la organización sin fines de lucro Ranking Digital Rights publicó un estudio que examina las caídas de la red en los 10 principales operadores de telecomunicaciones a nivel global, y en el que la empresa de Carlos Slim resultó ser la que menos aporta información al respecto. “América Móvil es la firma de la que no se encontró información sobre las políticas en torno a las caídas de la red”, expuso la organización. Telefónica y Vodafone obtuvieron el mayor porcentaje, de 38%, en el indicador de transparencia sobre sus políticas de cortes a la red, seguidos de Etisalat, Orange y MTN, con 13%; Ooredoo, Bharti Airtel, AT&T y Axiata, con 6%; y América Móvil, con 0%.

 

Posdata 2. Al parecer, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) está preparando un nuevo expediente con respecto a algunas adquisiciones realizadas durante la administración de Emilio Lozoya en Pemex. Específicamente, la planta de fertilizantes que compró a AHMSA por 275 millones de dólares y el compromiso de invertirle otros 200 millones para su rehabilitación, toda vez que esta tenía 14 años sin operar.

 

Anteriormente, la ASF encontró irregularidades como que el avalúo de los activos se estimó como si se tratara de un “negocio en marcha”, no obstante que la planta estaba inactiva desde 1999. Esta omisión ocasionó que un año después de la adquisición, 60% de los bienes fueran desechados. El resultado de todas estas omisiones fue un sobreprecio de al menos 150 millones de dólares, adicionales a los 475 millones de dólares estimados originalmente. El expediente formaría parte de las nuevas facultades de la ASF y el convenio de cooperación firmado recientemente con la PGR.

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload