Catorce países de la OEA piden elecciones en Venezuela

 

Ciudad de México, 24 mar (Sputnik).-  Los Gobiernos de catorce países de la Organización de Estados Americanos (OEA) emitieron una declaración conjunta para pedir al Gobierno de Venezuela la liberación de presos políticos y un calendario para celebrar elecciones regionales, dijo el jueves la cancillería mexicana en un comunicado.

"Consideramos urgente que se atienda de manera prioritaria la liberación de presos políticos, se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional, según la Constitución, y que se establezca un calendario electoral, que incluya las elecciones pospuestas", dice la declaración difundida por la secretaría de Relaciones Exteriores de México a la prensa extranjera acreditada.

La declaración ha sido firmada por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Esos Gobiernos señalan que recibieron el informe sobre Venezuela del secretario General de la OEA, Luis Almagro, "el cual evaluaremos con detenimiento con miras a acordar el curso de acción que corresponda" dentro de la OEA.

"Sin perjuicio de ello, consideramos que la suspensión de un país miembro, como se desprende de la propia Carta Democrática Interamericana, es el último recurso y que antes de esa decisión deben agotarse los esfuerzos diplomáticos en un plazo razonable", dice la declaración.

Esos países reiteran que "el diálogo y la negociación son la vía idónea para llegar a soluciones duraderas a los problemas que afronta el hermano pueblo venezolano".

PROSEGUIR EL DIÁLOGO

Además de pedir la realización de comicios regionales, que Venezuela ha pospuesto indefinidamente, los catorce países hicieron "un llamado para que se cumplan a cabalidad los acuerdos alcanzados en el marco de las mesas establecidas durante el proceso de acompañamiento impulsado por los ex presidentes y la Santa Sede" del estado Vaticano.

El objeto de esos diálogos debe ser que "avancen en la pronta identificación de soluciones concretas, con apego a las disposiciones de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, para garantizar la efectiva separación de poderes y el respeto al Estado de Derecho y a las instituciones democráticas", dice el texto concertado.

Los Gobiernos de esos catorce países expresan en la declaración que están "profundamente preocupados por la situación por la que atraviesa la hermana República Bolivariana de Venezuela".

En el texto reitera su compromiso con "la promoción y defensa de la democracia y los derechos humanos" en el marco de la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana.

Finalmente, reiteran su disposición a colaborar con el pueblo y el gobierno de Venezuela "en todo aquello que pueda contribuir a una solución de los desafíos políticos, económicos y sociales en ese país"

Los catorce gobiernos finalizan anunciando que se mantendrán atentos "a los esfuerzos para abordar estos desafíos durante las próximas semanas a fin de considerar los próximos pasos necesarios".

El canciller mexicano Luis Videgaray adelantó en una entrevista con el diario estadounidense Wall Street Journal, publicada este jueves, que "creemos que ha llegado el momento de actuar".

El diario estadunidense publicó además que un alto diplomático estadounidense confirmó que los países trabajaron juntos para aumentar la presión sobre Venezuela, para que celebre elecciones y libere a los presos políticos, entre otros temas.

"EEUU y México están trabajando bien en este tema, junto con otros países", dijo el funcionario estadounidense que el diario neoyorkino no identificó.

"La declaración adoptó una táctica diferente a la del informe de Almagro, con la esperanza de lograr que más naciones respalden a la OEA, donde se necesita un apoyo de dos tercios para ser aprobada", dijo Videgaray en la entrevista.

El canciller mexicano reveló que los países que rechazaron firmar la declaración son Bolivia, Nicaragua, El Salvador y República Dominicana, según esa versión de las negociaciones.

Para lograr que una resolución sea aprobada en la OEA se requiere el voto de 18 países, es decir que faltan cuatro votos más.

El canciller mexicano dijo al periódico estadounidense que Washington, Canadá y otros países "estaban ejerciendo presión sobre Bahamas, Barbados, Belice, Guyana, Jamaica y Santa Lucía", para que respalden la iniciativa. (Sputnik)
 

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload