¿Quebrar a Telmex?

 

La agencia Reuters reporta que el IFT planea extender las medidas de regulación asimétricas sobre América Móvil, de modo que exigirá la división de su unidad de líneas fijas en una empresa completamente independiente.

 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) pretende extender las medidas de regulación asimétrica sobre América Móvil, la compañía de Carlos Slim que fue declarada como un agente económico preponderante tras la implementación de la reforma de telecomunicaciones. El organismo exigirá la separación legal de Telmex respecto de su matriz América Móvil.

 

La medida no ha sido confirmada por el IFT, pero su aplicación  representaría una señal de que ve insuficiente las medidas antimonopolio que hasta ahora han sido impuestas a la compañía para propiciar una mayor competencia en el mercado.

La escisión entre América Móvil y Telmex fue una posibilidad que dio a conocer la agencia Reuters, pero sin citar fuentes.

 

De acuerdo a la agencia informativa, el lunes por la noche, la junta de siete miembros del IFT votó sobre endurecer, mantener o relajar las reglas para las gigantes de telecomunicaciones América Móvil y Televisa.

 

Al mismo tiempo, la calificadora Moody´s redujo la calificación crediticia para América Móvil a A3, en escala global con perspectiva estable, a partir de A2. Con esa acción de calificación, concluyó la revisión que inició el 15 de diciembre de 2016.

 

La agencia financiera explicó en el comunicado que pese al compromiso de la compañía de reducir la deuda de aquí al 2018, la limitada recuperación en el margen de flujo operativo y su exposición a monedas duras mantendrá el apalancamiento ajustado, lo cual es incompatible con la calificación de A2.

 

Los comisionados del IFT habrían tomado la decisión respecto a Telmex y América Móvil para lograr, como lo indica la Constitución, una verdadera desagregación de la red de acceso a los hogares por parte de los competidores.

 

Para llegar a esa determinación, el IFT  pudo haber tomado como ejemplo la resolución del órgano regulador del Reino Unido, Ofcom, sobre reglas de preponderancia  para el caso del gigante  British Telecom, que fue obligado a separar  legalmente su división  de banda ancha, Openreach.

 

Para entender este proceso en el caso mexicano, lo que estaría haciendo el IFT es obligar a Telmex a separar la empresa que opera el acceso a los hogares y que ofreciera servicio a cualquier competidor, lo cual implicaría un gran cambio en la compañía, y que incluso llegaría a tocar sensibles temas sindicales.

 

La independencia de América Móvil

 

Una queja recurrente de los competidores del mercado mexicano de telecomunicaciones es que las reglas actuales que obligan a América Móvil a rentar infraestructura a los rivales no están funcionando. De tal modo, una acción orientada a separar legalmente parte de la compañía representaría un paso a la apertura de su red a otros participantes, precisó Reuters.

 

Sin embargo, esto no obligaría a América Móvil a vender infraestructura o algún negocio, pero sí tendría que separar parte de la infraestructura de la unidad de línea fija en una unidad jurídica diferente, con cierta independencia en la toma de decisiones.

En 2014, el IFT impuso a América Móvil reglas asimétricas para que deje de ser un agente económico preponderante. De esa forma la compañía tuvo que poner a la venta activos en México.

 

Se espera que en los próximos días se haga oficial el anuncio sobre las reglas de preponderancia, luego de la reunión del lunes. El IFT deberá notificar primero a las compañías del voto emitido por los comisionados.

 

Luego de la entrada en vigor de la reforma en telecomunicaciones, el margen de utilidad en México de América Móvil ha caído de un 45 por ciento a menos de 30 por ciento.

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload