Ford abrirá dos fábricas en México a pesar a las presiones de Trump

 

Ciudad de México, 16 feb (Sputnik).- La automotriz Ford anunció una inversión de 2.500 millones de dólares para dos plantas motores y transmisiones en los estados mexicanos de Chihuahua e Irapuato, dijo el presidente de la constructora de autos con más de 80 años en México, Gabriel López, en declaraciones difundidas este jueves.

 

 
El alto directivo desmintió que la cancelación de fábrica en San Luis Potosí en el centro de México haya sido acordada recientemente por presiones del presidente de EEUU, Donald Trump, que en aquella ocasión aplaudió la noticia en su cuenta de Twitter y amenazó con impuestos de 20 a 35 por ciento a las importaciones desde México.

"La decisión no tiene que ver con temas políticos, nosotros somos una corporación que debe de responder a sus accionistas y la tomamos por una segmentación en el mercado" de Estados Unidos, dijo el directivo de la automotriz en la celebración del 50 aniversario del Comité Cívico de Ford y sus distribuidores en México.

La cancelación del plan de negocios de Ford en San Luis Potosí se debió a una estrategia de inversiones cuando "fabricar modelos que los mercados están dejando de consumir era un mal negocio", explicó el directivo de la automotriz estadounidense.

"¿A ustedes les parece que Ford se va de México?", dijo con ironía tras enumerar que la empresa tiene en México cuatro plantas de fabricación con 9.000 empleados, 12.000 millones de dólares en ventas anuales de 125 distribuidores, con otros 100 empleados promedio cada unos (otros 12.500 trabajadores indirectos).

El nuevo anuncio de Ford fue hecho tras la decisión de cancelar la nueva planta que construiría en el central estado de San Luis Potosí, que costaría unos 1.600 millones de dólares con 700 nuevos empleos, y fue trasladada a Michigan, EEUU.

López añadió que la automotriz sigue estudiando la producción del modelo Focus en Hermosillo: "Aún no determinamos el monto de la inversión, pero servirá para mantener los empleos en esta planta y sumar otros 200, y a finales de 2018 iniciaremos con el armado" de los autos.

La empresa enfrenta una campaña para no comprar autos Ford en México, ante lo cual el principal directivo en el país comentó que "no queremos perder ningún cliente" en el país latinoamericano.

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload