Trump ahora difunde llamada con Rajoy; exige que aliados de OTAN aumenten gasto militar

 

El comunicado de la Casa Blanca sobre la conversación que el presidente Donald Trump mantuvo con su homólogo español, Mariano Rajoy, pone el énfasis en la exigencia del estadounidense de que los aliados de la OTAN incrementen el gasto militar en la Alianza Atlántica, tema que el comunicado de La Moncloa no mencionó.

 

El comunicado de Washington señala “que el presidente Trump reiteró el compromiso de Estados Unidos con la OTAN y resaltó la importancia de que todos los aliados de la OTAN compartan la carga del gasto en defensa”.

 

Como ya ha sucedido con otros presidentes, en especial con mexicano Enrique Peña Nieto, la administración estadounidense revela información que los otros interlocutores ocultan, como ahora sucedió con Rajoy y su comunicado.

 

El nuevo presidente estadounidense ha manifestado desde la época de su campaña electoral, la exigencia a los socios de la Alianza Atlántica para que cumplan con el compromiso de aportar un presupuesto de defensa de hasta el 2% del Producto Interno Bruto (PIB), y ha calificado a la OTAN como una entidad “obsoleta”.

 

El gasto militar de España se estima actualmente en el 0,9%, con 5 mil 962 millones de euros en 2016, aunque el gobierno sostiene que a esa cifra se debe añadir el gasto en misiones de paz en el exterior y los programas de armamento, publica eldiario.es.

 

En los 15 minutos de conversación telefónica, cinco menos de los que La Moncloa esperaba, Rajoy se ofreció como “interlocutor” de Estados Unidos con América Latina y Europa.

 

Ambos líderes acordaron “mantener una cooperación estrecha en materia de seguridad, economía y lucha contra el terrorismo”.

 

Apoyo a Trump, “no en mi nombre”: alcaldesa de Barcelona.

 

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, difundió en sus redes sociales una entrada en la que critica a Rajoy por ofrecerse a “colaborar cordialmente” con Donald Trump, y en particular ser su interlocutor, o sea, “su mediador en Europa y América Latina”, señala.

 

“Señor Rajoy, desde aquí le digo que no en mi nombre ni en el de Barcelona. No queremos ‘colaborar cordialmente’ con quien veta la entrada a personas según su nacionalidad o religión, cuestiona el cambio climático, amenaza derechos que ha costado vidas conquistar, menosprecia a las mujeres, se burla de la prensa y nos insulta a todos con su arrogancia”.

 

La alcaldesa le dice a Rajoy que “no creo en sus dotes como mediador (no las ha demostrado en conflictos que le quedan cerca), y no hay nada que mediar con quien levanta muros. ¿Por qué no sigue el ejemplo de Merkel, o de otros líderes europeos y mundiales que no “se han ofrecido” servilmente a unas políticas que van en contra de los valores democráticos”.

 

Por último, le recuerda que ni ella ni Barcelona se ofrecen a “colaborar servilmente” con Trump, sino con los alcaldes, ciudades, organizaciones, jueces, ciudadanos de todo tipo y de todo el mundo “que están organizándose para resistirse a sus políticas”.

México tiene el cariño de España.

 

El día después de la conversación Trump-Rajoy, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC), Alfonso Dastis, salió al paso ante las críticas a la posición del gobierno español ante el mandatario estadounidense y ha defendido el apoyo del gobierno de España al de México frente a “tratos discriminatorios”.

 

“El pueblo mexicano tiene el cariño de España y vamos a defender a México ante cualquier política que ponga en riesgo la dignidad humana o que suponga un trato discriminatorio”, dijo en un programa de la televisión pública (TVE).

 

Calificó la posición del gobierno de Rajoy ante la administración Trump, de una “diplomacia tranquila, prudente, pero firme”.

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload