Madrid, Barcelona y Valencia reclaman más poder local ante la crisis migratoria

 

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, señaló que el mar Mediterráneo se ha convertido en un "cementerio de personas" a causa de "la incapacidad de darnos cuenta" de que la legislación actual "es la regulación legal de la desventura".

En opinión de Carmena, la legislación actual es un "desastre" porque también impide convertir en una "realidad cierta" el derecho de los inmigrantes a desarrollarse plenamente como personas en el lugar de acogida.

"Cuando las leyes son antinaturales y no contemplan la verdadera realidad del ser humano, imponerlas sistemáticamente, olvidando esa realidad, es un fracaso", resumió la alcaldesa.

Por consiguiente, Carmena hizo un llamamiento a conseguir que los ayuntamientos puedan "ofrecer posibilidades de trabajo" y "tener una estructura ágil para que estas personas a las que hemos rescatado puedan tener una vida plena".

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, recordó que Europa nació para poner fin "al horror de la guerra, de la violencia y de la deshumanización".

A su modo de ver, el viejo continente debe mantenerse fiel a esos principios y no sucumbir al envite de los partidos ultraderechistas, cuyas políticas agudizarían la deriva hacia la "fría insolidaridad y desprecio ante la vida, el sufrimiento y la muerte".

Colau terminó su intervención haciendo un llamamiento a "ayudar a los Estados para que cumplan con sus compromisos de reubicación de refugiados".

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, también participó en el acto para criticar las "trabas de los gobiernos estatales y de la Unión Europea para que las ciudades puedan desarrollar su acción solidaria ante la crisis de los refugiados".

"En estos momentos la disponibilidad de la ciudad de Valencia para ayudar a los refugiados es muy superior a las posibilidades que les está dando el Gobierno español", resumió Ribó.

Además de los citados regidores, este viernes se encuentran en el Vaticano para participar en el encuentro, que es auspiciado por el papa Francisco, los alcaldes de otras importantes ciudades españolas como Zaragoza o Málaga.

En este acto de alcaldes, que se celebra bajo el título 'Europa: las personas refugiadas son hermanas nuestras', también participan representantes de Ginebra, Lisboa, Berlín, Dublín, Copenhague y Bruselas. (Sputnik)

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload