Líderes políticos de México polemizan en torno a Fidel Castro

 

Ciudad de México, 28 nov (Sputnik).- Tres expresidentes de México y líderes de los partidos políticos expresaron opiniones divididas en torno a la figura del fallecido expresidente de Cuba, Fidel Castro, desde comparaciones con Nelson Mandela hasta quienes califican como dictatorial el régimen que encabezó por décadas.

Andrés Manuel López Obrador, dos veces candidato a la presidencia y aspirante a la contienda de 2018, se refirió a Castro como "un gigante de la lucha de la liberación de los pueblos, uno de los dirigentes más grandes de la historia del mundo" en un comunicado de su campaña.

El máximo líder del Movimiento de Renovación Nacional (Morena) dijo que la vida y obra de Castro son "un tema polémico pero ineludible, tenemos que tener posturas bien definidas, sabemos que a los conservadores y a la derecha no les gusta nada que tenga que ver con la lucha por la justicia, por la libertad e independencia de los pueblos".

"Castro está a la altura de Nelson Mandela, es un gigante, nuestro reconocimiento a Fidel Castro", añadió al compararlo con el expresidente sudafricano que luchó contra la segregación racial y estuvo 27 años en prisión.

En ese mismo sentido opinó el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien dijo que Fidel Castro, "era un hombre de convicciones, que seguirá representando la lucha revolucionaria".

El alcalde Mancera (2012-2018), quien llegó al gobierno de la capital por el Partido de la Revolución Democrática (PRD, centroizquierda), dijo que el deceso de Fidel ocurre mientras "hay una gran oportunidad para el fortalecimiento del progresismo, hay muy buen ánimo y viento favorable a nivel internacional y nacional a favor de la línea progresista".

Por su parte, el expresidente Carlos Salinas (1988-1994) dijo a la cadena Televisa desde La Habana, que Fidel ha sido "un personaje trascendente para la vida de Cuba y muy importante para la vida de México y América Latina".

El exmandatario viajó a la isla a participar en los funerales y desde allí dijo que no existe registro de un pacto de Cuba con México para evitar un apoyo a las guerrillas de parte de Fidel.

Castro hizo un sorprendente viaje a la ceremonia de la investidura de Salinas en 1988, mientras la izquierda mexicana denunciaba un fraude electoral contra su líder Cuauhtémoc Cárdenas, hijo del expresidente y general Lázaro Cárdenas (1934-1940) que apoyaron a la Revolución Cubana.

Salinas afirmó que Fidel tuvo un respeto por el país latinoamericano: "Pudo deberse a que él, el Che Guevara y todos los que lo acompañaron estuvieron en México, donde encontraron respeto e incluso apoyo de sectores de la sociedad mexicana, antes de viajar a la isla para iniciar su revolución", en la expedición del barco Granma.

Finalmente, explicó la razón que lo llevó a vivir en la isla al final de su mandato: "Yo llegué a Cuba, porque tenía la mediación que me encomendó el gobierno de William Clinton con Fidel Castro, cuando se acabó mi gobierno en 1995, para continuar y concluir el diálogo que concluyó con el único acuerdo migratorio efectivo entre Cuba y EEUU".

Vicente Fox, expresidente de México (2000-2006), dijo por su parte que Castro había sido un líder heroico al enfrentarse a una dictadura y EEUU, pero que finalmente se había aferrado al poder y limitado las libertades.

"No hay duda de que Fidel Castro fue heroico en tiempo de la guerra fría, cuando se rebeló contra las dictaduras, respetando al pueblo, lo hizo muy bien, pero cuando tuvo el poder, perdió el piso", dijo Fox al noticiario nacional Imagen.

"No se vale tener a todo un pueblo encerrado en una isla, la libertad es sagrada, no te pueden privar de ser oposición", puntualizó Fox quien sostuvo una controversia con el Gobierno cubano, al colocar en la agenda el tema de los derechos humanos en la isla.

Fox discrepó con López Obrador: "No hay comparación entre Mandela y Castro, ambos quisieron la liberación, pero el comportamiento fue diferente"

"El ejercicio del poder fue totalmente diferente, Mandela guió a Sudáfrica de manera democrática, honesta y transparente, (...) Raúl Castro debe encaminar a Cuba hacia la democracia", planteó.

Finalmente, el expresidente Felipe Calderón (2006-2012) calificó a Castro como un "dictador", en un mensaje en su cuenta de Twitter.

"Cuando nací Fidel Castro ya era dictador en Cuba", escribió en sus cuentas de redes sociales el líder del Partido Acción Nacional (PAN, centroderecha).

"Fui presidente de México y (Castro) seguía siéndolo; ojalá llegue pronto la Libertad a los cubanos", puntualizó Calderón. (Sputnik)

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload