El IFT ya veía riesgos en la oferta de Rivada Networks por Red Compartida

 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones validó el 13 de octubre la participación de Rivada Networks en la licitación de la Red Compartida. Pero desde ese día el regulador identificó distintos riesgos en la oferta de la compañía irlandesa y entonces le impuso una serie de condiciones a su candidatura, que Rivada tuvo que aceptar al día hábil siguiente y que luego conocería la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

 

Esa noche, incluso, los comisionados del IFT se fueron tarde a casa, hasta haber despejado toda duda de que la propuesta de Rivada afectaría o no a la competencia y de que su potencial socio inversionista EchoStar Technologies LLC tiene o no lazos comerciales con Dish de MVS y éstos a su vez con América Móvil que pudieran contravenir las bases de la licitación y el mismo mandato constitucional, según el documento que narra la plática de los comisionados en esa noche y que hace referencia a Rivada Networks en más de la mitad de sus páginas.

 

Aquel jueves 13 de octubre, el IFT también discutió la propuesta del consorcio denominado Altan, que es acompañado por Megacable y Axtel, pero de este grupo los comisionados sólo cuestionaron la información concerniente sobre China-Mexico Fund, al respecto del origen de su capital y cuáles serían sus complicaciones de invertir en México. Aprobó además que Axtel y Megacable pudieran ser dueñas de hasta el 5% de la compañía ganadora, si fuera el caso.

 

El IFT desveló esa noche los nombres de los inversionistas que acompañan la oferta de Rivada Networks por la Red Compartida, un proyecto de telecomunicaciones valuado en cerca de 7,500 millones de dólares que pretende llevar mayor cobertura, calidad y capacidad de servicios móviles, sociales y de seguridad a todos los mexicanos y al mismo gobierno para después del año 2018.

 

Rivada Networks y una persona física son los inversionistas fijos que compiten por el proyecto. Finnish Fund for Industrial Cooperation Ltd, DWO LP, Ciena Comunications Inc, EchoStar Technologies LLC, Kolhberg Kravis Roberts & Co y Spain Telecom LLC son los potenciales socios inversionistas que aún, en esa fecha, estaban por definir su participación en el consorcio.

 

Estos fueron los nombres que la Unidad Competencia Económica del IFT (UCE) reveló al pleno, los que Rivada Networks no pudo desvelar en su momento a la prensa, cuando el consorcio Altan sí hizo lo propio.

 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones identificó que Kolhberg Kravis Roberts & Co y Spain Telecom son empresas que pertenecen al mismo grupo de interés. Y que todas, salvo EchoStar, no enfrentan conflicto de interés alguno para ser oferentes por el proyecto de telecomunicaciones que pretende ser la insignia del sexenio en el rubro.

 

De acuerdo con el regulador, Rivada Networks no presentó un plan definido sobre las participaciones accionarias para su consorcio: “La estructura del desarrollador, en caso de que resultara concursante ganador, es muy amplia.... Los derechos que tendrían cada uno de los socios o accionistas del desarrollador, también fueron señalados de manera muy general”, informó la UCE a los comisionados.

 

De ser ganador del proyecto, Rivada Networks tendría la posibilidad de hacerse con el 1 y hasta el 100% de la participación de la compañía; otros socios podrían hacerse con hasta el 99% de las acciones y un socio prestador de servicios de telecomunicaciones podría ser el dueño de hasta el 49% de las acciones y esto último fue lo que no palomeó el IFT.

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload